lunes, 21 de enero de 2019

Soy una guerrera......


Comienzo a recorrer el pasillo, me dirijo a la habitación 61, una enfermera me dice que tengo que ponerme una mascarilla antes de entrar, tienen que tener mucho cuidado para que no pille ningún virus.
No se que me voy a encontrar, entro decidida y mis primeras palabras son de presentación.
Se alegra de que haya ido a verla.
Me encuentre enfrente de una mujer desconocida para mi hasta ese momento, con un aspecto poco saludable. La habitación está oscura y por la ventana se aprecia el atardecer.
Está sentada en un sillón cama, muy abrigada y sin cabellos.
Comienza a explicarme como ha llegado hasta allí, un recorrido de tratamientos sin éxitos, hasta que un día encuentra un donante de médula alemán.
Hasta el momento no hay rechazo, está respondiendo muy bien, pero lleva encerrada en la habitación sin salir desde hace 12 días. No tiene apenas visitas, porque la relación con sus hermanos no es la que cualquier persona desearía.
Su tiempo lo invierte en leer, ver la tele y conectarse a Walapoo.
Esta tarde, recibí un mensaje de ella, me decía que quería comprarme una cazadora, al contestarle que cuando podíamos quedar me dijo que estaba hospitalizada y que no podía quedar conmigo.
Sus palabras llamaron mi atención, le dije que si quería que fuera a verla al hospital. Sus palabras fueron:
-          Si por favor, tengo cáncer, pero soy una guerrera.
No le llevé la prenda que quería adquirir  porque no me parecía corrector ir al hospital hacer negocio. Mañana iré y se la voy a regalar junto con algunas cosas más.
La mascarilla me ahogaba, me aconsejaba, que entrara al cuarto de baño, que respirara y que me la volviera a poner.
Hablamos y hablamos, me explicaba cosas bastantes terribles,  yo estaba serena y mi misión era estar a su lado, oyéndola. 
 He estado a su lado más de una hora y la experiencia ha sido enriquecedora.

lunes, 31 de diciembre de 2018

Balance del 2018


El balance de este año que está a punto de acabar es bueno. No hubo malos momentos porque los olvidé. Mi gran reto ha sido intentar ganar la batalla a la tristeza, a la adversidad, en definitiva, a todo lo que me hace daño. No ha sido fácil, he tenido momentos muy duros, pero solo les he permitido que me acompañen el mínimo tiempo seguro.
He tenido a mi lado en esta etapa personas muy importantes :
- Mi queridísima hija, que se preocupa mucho porque esté bien, lucha desde la distancia para que tenga tiempo para mí.
-  La persona que comparte mi vida desde hace 26 años, mi pilar, siempre está a mi lado demostrándome lo importante que soy para el.
- Mi querida amiga/hermana, con la que cada día en el trabajo comparto sentimientos, risas, llantos etc
- Mi amiga / gemela / hermana, con la que disfruto mucho llevando adelante nuestra asociación de voluntarias.
A todos ellos y a los que de una forma o otra me demostraron su amor, a los que me valoraron por mi trabajo, a mis compañeros amarillos, mis alumnos ….
Muchas felicidades



domingo, 9 de diciembre de 2018

Mi madre se hace mayor


Cada día que pasa noto su deterioro, percibo cada instante como olvida las cosas, hasta el punto que esta tarde no recordaba mi nombre.Tiene el sentido del tiempo deteriorado, no sabe cuando es el día o la noche. Puede llamarme a las 3 de la madrugada, pensando que es de día.
Estoy triste pero serena, la ayudo en todo lo que puedo, la mimo, le doy cariño, le hago bromas y estoy todo el tiempo que me permite mi trabajo a su lado.
Estoy triste, muy muy triste pero serena.Me acompaña en esta etapa tan dura el tabaco, el alcohol y mi trabajo, mis válvulas de escape.
Tengo a mi lado a la mejor persona que podría tener, me ánima,  tiene siempre las mejores  palabras de cariño y puedo contar con él en cualquier momento.

No quiero que sufras, te haré la vida más fácil, todo lo que este en mis manos, y por favor no decidas marcharte, quédate un poco más, te necesito!


lunes, 1 de octubre de 2018

Un año más de vida


Hoy cumplo años, estoy tranquila, serena, aunque mi vida es un acumulo de subidas y bajadas.
Un día como hoy del año pasado, mi cumpleaños fue un día terrible. Sufrí, padecí, tuve mucho miedo y no lo recuerdo como un día sereno.
Durante todo este año, he tenido que sufrir muchos insultos, de personas desconocidas y criticas de mis conocidos por llevar un lazo amarillo.
Espero que este año , sea tranquilo, con alegrías, y pocos sobresaltos.


martes, 21 de agosto de 2018

Lo conseguirás por que tienes ganas de vivir!






Era la primera vez que te veía, no esperaba encontrarme con una persona joven, pensé cuando me llamaron desde la asociación a la que pertenezco, que era un acompañamiento al hospital de una señora mayor.
Nada más montarnos en el metro camino para el hospital Vall d’Hebron, comenzamos a congeniar, note que eras una persona muy culta y tu conversación bastante agradable.
Tímidamente fuiste dando pinceladas del motivo por el cual habías pedido una acompañante para el hospital. Íbamos a que te viera una oncóloga amiga de la presidenta de la asociación y necesitabas estar acompañada. Buscabas una solución para tu enfermedad, ya que, en el hospital de Tarragona, te habían dicho que no podían hacer nada por ti.
No tardamos mucho en entrar a la consulta, y la doctora al ver las pruebas que traías te dijo:
-          ¿Sabe usted lo que tienes?
Le respondiste que sí.
A partir de ese momento, ya no escuchabas a la doctora, ella te explicaba lo complicado de tu enfermedad y tu pedías una y otra vez que te hicieron algún tratamiento, que tenías muchos planes, que sabías que saldrías adelantes, que te ayudara para poder seguir viviendo.
Una situación muy muy triste, hablabais en idiomas diferentes. No querías oír nada, solo querías firmar el tratamiento que estaba en fase de prueba.
El martes después de una analítica determinarán si entraras en ese nuevo proyecto.
Amiga, solo te he estado 3 horas contigo, y has dejado huella en mí. Espero de todo corazón, que puedas hacer este tratamiento pionero y que realices dentro de un tiempo todos los proyectos que tienes.
¡Mucha fuerza!