viernes, 1 de febrero de 2013

Yo confieso....


Confieso que llevo en el bolso unos guantes de látex, unas toallitas perfumadas y una bolsa  de plástico.
¿Para qué?
Veréis, me dedico a  mirar todas las papeleras que encuentro en mi camino,  y si veo un tapón de plástico, lo cojo y después me limpio las manos.
Pero no solo eso...
Si encuentro un contenedor amarillo lleno, aprovecho para sacar bolsas repletas de botellas de plástico, y hago mi particular “agosto”.
Cada día, cuando salgo de rehabilitación, hago mi ruta de  búsqueda de tapones y llego a casa con una bolsa repleta.
No me importa que me vean fisgonear en los contenedores ni en las papeleras, me he propuesto ayudar con todas mis fuerzas a mi niño, Agustín, y haré todo lo que sea necesario para conseguir montones de kilos de tapones.
¿Sabéis?  Ahora entiendo un poco más a esas personas que  “trastean” en la basura, intentando encontrar algo que les proporcione algún dinero.
Confieso que yo soy una de ellas.

3 comentarios:

  1. Me gusta lo que escribes,me gusta su sensibilidad,y me gusta que lo expreses públicamente.¡Te admiro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo que me escribes.Un saludo

      Eliminar
  2. Edna eres la leche,jajajajaja

    ResponderEliminar